Loading...
clientesComercio electrónicoestrategiamarketingNegocios

¿Cómo crear el perfil del cliente ideal?

¿Tienes un negocio con grandes cosas que ofrecer pero no estás vendiendo cómo te gustaría? Puede ser porque no tienes bien definido a tu cliente ideal. En palabras más simples, le estás vendiendo a las personas equivocadas. 

El cliente ideal es aquella persona que está satisfecha con tu producto/servicio porque cumple con todo lo que busca y cubre sus necesidades. 

Definirlo es de gran importancia al momento de realizar campañas de marketing, darte a conocer y claro, para vender. Saltarte este pequeño paso de definir a tu cliente es un error nada pequeño que puede costarte millones de pesos y en casos extremos, puede ocasionar hasta que quiebre tu negocio.

Es por eso que aquí te dejamos algunos tips para definir a tu cliente ideal.

Primero que nada, debes especificar el género de tu cliente. ¿Tu producto/servicio está dirigido hacia un género en específico? ¿o puede ser más ambiguo? esto significa que puede estar destinado tanto a hombres como a mujeres. Es tu deber identificarlo y definirlo.

Después, debes definir sus datos demográficos. Digamos que eres una empresa que lleva un par de años en la industria y busca expandirse, debes tener claro a qué sector demográfico le hablarás. ¿Dónde vive y se desenvuelve este cliente ideal? ¿EEUU, México? ¿Ciudad o suburbios?

Saber de dónde es tu cliente ideal y qué idioma habla te ayudará a mandar un mensaje claro y sin problemas culturales.

Lo siguiente es identificar el nivel socio-económico. Esto se explica solo. Entender la situación económica de tu cliente ideal es esencial para saber qué les vas a ofrecer y si realmente está en su rango de adquisición. Debes tomar en cuenta la necesidad específica que tus productos o servicios satisfacen, el precio que esperas que paguen y si esperas ser considerado una marca exclusiva o mas popular y con esto analizar si el mercado al que quieres llegar realmente busca lo que estás ofreciendo.

Por consiguiente, deberás especificar el sector profesional del cliente. Ahora, esto no significa que cualquiera que no tenga un cargo gerencial no puede ser tu cliente ideal, considéralo una alternativa. El sector profesional puede guiarte a un comprador más específico. No querrás vender software para programar a una madre con 2 hijos que vive en una zona rural, ¿o si?

Otra alternativa es el nivel educativo. Este puede definirse como indistinto dependiendo de lo que ofrezcas. Claro, si te dedicas a vender diplomados, puede que un nivel educativo te ayude a llegar a ese posible futuro cliente.

Todas las variables anteriores son medibles y es fácil obtener datos duros, el INEGI es una de las fuentes principales, pero estos datos no son suficientes. 

Debes conocer a tu cliente ideal en un nivel personal y pensar como el/ella, ¿qué le gusta, qué no? Conoce sus metas y deseos, lo que necesita y lo desmotiva, cuáles son sus intereses. Entendiendo sus preferencias y comportamientos de compra, sus pasatiempos y hasta qué otro tipo de productos suele interesarle incluso sin que tengan que ver mucho con los tuyos (ej. si vendes zapatos de diseñador, es probable que el mismo cliente que te compre también adquiera otros productos de lujo como joyería, bolsos o lentes)

El siguiente paso es definir qué redes sociales utilizarás como canal para transmitir tus mensajes. Por ningún motivo te dejes influenciar por las “3 grandes” redes. Estas son Facebook, Instagram y Twitter, pero no significa que sean las únicas. Si vendes baterias de cocina para amas de casa, edades de 35-50 años, es muy probable que Pinterest sea ideal, por otro lado, Instagram no es la red social más recomendable para usuarios arriba de los 35. 

Por último, pero no menos importante, debes darle vida a este cliente que haz creado. Piensa en este perfil cómo el juego de “Los Sims”, creas a tu personaje, le das todas las características y rasgos de personalidad, ¿qué sigue?. Ponle un nombre y apellido, ¿cuántos años tiene? Esto te ayudará a visualizarlo. 

¡Listo! Ya tienes el perfil de tu cliente ideal. Con este perfil podrás adecuar tu contenido y tono de marca hacia quien estará realmente interesado en escucharte. 

Recuerda, no porque ya tengas definido a tu cliente ideal, significa que venderás como pan caliente al instante. Es un proceso en el cual debes poner de tu parte. Ya que sabes cómo llamar su atención, debes hablarle y tratarle como un miembro de tu familia, hazlo sentir apreciado y muéstrale porqué no se arrepentirá de haberte escogido.

Escrito por:

María José Martínez

Especialista en Comunicación Estratégica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *